Tómalo todo con clave de humor

No sé si eso lo da la tierra, la genética, o simplemente las circunstancias vitales de cada uno, pero a mí siempre me ha reventado la gente que hace una tragedia de su vida. Ojo, no digo que no haya personas que hayan experimentado verdaderas desgracias, o de gente muy cercanas a ellos, y realmente sepan lo que es tener una mala vivencia de verdad; o que atraviesen por circunstancias verdaderamente trágicas, como enfermedades graves o incluso incurables, o pérdidas de familiares que realmente han afectado toda su vida de manera grave.

Mis condolencias y ánimos a todas ellas, pero no, no son a ellas precisamente a quienes me refiero. Seguro que ya sabéis de quién os hablo, porque seguro que conocéis a muchos así a vuestro alrededor, no hay manera de librarse de ellos: esas personas que no le encuentran sabor a nada, que por todo lo que les pasa se quejan, y que nunca en un lado positivo a nada de lo que les ocurre. Dios mío, qué cansinos… Unas agonías de gente que draman y draman todo el día, y al final, si te quedas pensando, casi podrías envidiarles su vida, fíjate tú…

No soporto nada de eso, soy una persona optimista por naturaleza, y me encanta disfrutar de lo que me ofrece el día a día, y, si puedo, reírme a carcajadas con lo bueno y también con lo no tan bueno. La risa es el alimento del alma, lo tengo claro, y me gusta buscarla en todo lo que hago; de hecho, soy un friki entre mis colegas porque me gusta buscar en la red videos de humor porno. ¿Nunca lo has probado? Ahhh, entonces no sabes lo que te estás perdiendo. Y eso que se podría decir que es hasta terapeútico, porque cuando muchos quieren buscar pornografía en la red con ánimo culpable, como si fuera una especie de pecado, el que el asunto tenga humor lo hace más ligero, como más permisible para nuestras almas. Aunque bueno, no es mi caso, me gusta el porno online, el humor online, y me encanta la mezcla de los dos.

Y es que es muy importante eso de la risa, parece tener grandes efectos terapeúticos, activando numerosos órganos y músculos de nuestro cuerpo, beneficiando nuestra piel e incluso haciéndonos sentir mejor ante los síntomas de algunas enfermedades. Pero lo mejor es su efecto a nivel psicológico, y no sólo para el que ríe, sino también para el que lo ve. Además, ¿sabías que el reírse en común con alguien en una de las formas más íntimas de comunicación? A la par, según parece, del sexo. No, no es coña, reírse a dúo crea una conexión profunda entre dos personas, así que el sexo y el humor están igualados en lo que respecta a las relaciones humanas. Y bueno, aunque la sexualidad no es un tema para tomarlo a risa, sí que hay que prestarle también su dosis de humor, porque de seguro se disfruta mucho más. Y es que una pareja que es capaz de reírse en la cama, es feliz fuera de ella, te lo puedo garantizar.

Algún que otro tiquismiquis dirá que es difícil ver la vida con humor si llevas mucho tiempo en sequía sexual, y bueno, no le falta algo de razón; porque el sexo es algo que da alegría a nuestra vida, uno de esos placeres que se disfrutan a solas, en pareja o incluso en grupo, todo depende, jeje. Pero no pierdas la esperanza ni la alegría, pues si te conviertes en un muermo amargado, créeme, esa sequía se hará eterna.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *