El humor en clave de cine

En la vida hay que tener humor, saber reírse de las circunstancias que nos rodean, de los demás y, lo más importante, de nosotros mismos. Así que chistes, cuentos, historias, libros, televisión y cine han hecho muy bien en hacer del género cómico y del humor su razón de ser.

Centrémonos en este último medio, el del cine, y demos un repaso a algunas de las películas de humor que han hecho historia. Por ahora señalaremos las extranjeras, pronto les tocará a las de fabricación nacional en un próximo post. ¿Has tenido el placer de ver alguna de estas?:

  • Un pez llamado Wanda (1988): Esta película extremadamente subestimada es literalmente una obra maestra del genio cómico. El humor británico en su mejor momento, de hecho.
  • El gran Lebowsky (1998): Lebowski, confundido con un millonario con el mismo apellido, busca la restitución de arruinada alfombra y recluta a sus amigos de bolos para que la ayuden a conseguirla.
  • El jovencito Frankestein (1974): Esta es una de esas extrañas películas que son tan extravagantes y se burlan de sí mismas tanto, que succionan al espectador hasta su mundo retorcido y no lo sueltan hasta que terminan los créditos finales.
  • El gran dictador (1940):  El dictador Adenoid Hynkel intenta expandir su imperio, mientras que un pobre barbero judío intenta evitar la persecución del régimen de Hynkel. Esta es posiblemente la mejor película del rey de la comedia Charlie Chaplin, convertido en un Adolf Hitler y creando una obra maestra del cine cómico.
  • Monty Python y el Santo Grial (1975): En esta divertida comedia, el Rey Arturo y sus caballeros se embarcan en una búsqueda de bajo presupuesto para el Grial, encontrando muchos obstáculos tontos. 
  • La vida de Brian (1979): Brian nace en la Navidad original, en el establo de al lado; pasa su vida siendo confundido con un Mesías, y hay muchos malentendidos muy divertidos. Este no es el tipo de comedia que te hará reír a cada minuto, pero su borde satírico y su ingenio son tan inteligentes como el aspecto técnico de la película. 
  • Dos tontos muy tontos (1994): Jim Carrey y Jeff Daniels dan dos de las mejores actuaciones de comedia y son probablemente el dúo más estúpido que haya aparecido en el cine. Cada escena, cada frase que hablan, y cada movimiento del cuerpo es genio puro. 
  • ¡Los tres amigos! (1986): Tres actores desempleados aceptan una invitación a una aldea mexicana para volver a desempeñar sus papeles de luchador de bandidos, sin saber que es algo real. Steve Martin, Chevy Chase y Martin Short interpretan a los tres amigos que terminan en esta loca situación, pero logran sacar lo mejor de ella.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *